El presidente Evo Morales visitó la ciudad de México el 21 de febrero de 2010

viernes, 19 de febrero de 2010

Morales celebra iniciativa del Grupo de Río para construir una nueva OEA sin EEUU ni Canadá



La Paz, 19 feb (ABI) – El presidente boliviano Evo Morales celebró el viernes en La Paz una iniciativa surgida en el Grupo de Rio, citado en México el lunes, para construir una nueva Organización de Estados Americanos (OEA) al margen de Estados Unidos y Canadá y se dijo contrario a que en este emprendimiento participe el gobierno de Honduras.

“Se gesta un nuevo movimiento político de jefes de Estado, por tanto nuevas propuestas de presidentes de gobiernos de Latinoamérica; una OEA sin el norte, sin EEUU y sin Canadá”, afirmó durante una rueda de prensa en el presidencial Palacio Quemado.

“Si los presidentes de los gobiernos (de los países que conforman el Grupo de Río) somos responsables de la dignidad, de la soberanía, de la igualdad, de la libertad, obligados a gestar un movimiento, una nueva institución, una nueva OEA sin el imperio. A eso se debe esta reunión de Cancún (México)”, enfatizó.

El gobernante boliviano patentó su oposición a que en la cita de Cancún y, particularmente en la iniciativa de constituir un nuevo organismo regional, participe una representación del gobierno de Tegucigalpa.

“Sería indeseable la presencia, por ejemplo, de Honduras, un gobierno que viene de una dictadura militar”, afirmó, al tiempo de denunciar que “Honduras es obra del gobierno de EEUU, es otro mecanismo” de injerencia y cooptación.

La posición de Morales aludió al gobierno del presidente hondureño Porfirio Lobo, electo en las urnas en noviembre último en comicios que desconoció la comunidad internacional, excepto Estados Unidos y Colombia, convocados por el régimen golpista de Roberto Micheletti que intentó legitimar el derrocamiento, producto de una asonada golpista en junio último, del mandatario Manuel Zelaya.

Morales, que viajará el sábado a México, en cuya capital, el Distrito Federal, será ratificado como líder espiritual de los pueblos originarios de Latinoamérica, dijo, en referencia a la iniciativa que motoriza la cita de Cancún, que la intención es sentar “una nueva institución” regional.

El nacimiento, en el balneario de Cancún, de una nueva organización con visión enteramente latinoamericanista, es “una excelente propuesta que debemos consolidar”, aplaudió.

“Sería un instrumento de gran liberación de Latinoamérica libre del imperialismo norteamericano”, remachó.

Basado en el ejemplo de Honduras, el jefe de Estado boliviano volvió a advertir que “el imperio” ha esgrimido una política para tumbar a los gobiernos progresistas de la región.

“Las políticas del imperio ahora no están orientadas a golpes de Estado (como en las décadas de los ’70 y ’80); están orientadas (en cambio) a crear conflictos internos, cercos a los gobiernos revolucionarios”, con proyectos militaristas, denunció.

Subrayó que EEUU ha desplegado una política fundada en la instalación de bases militares en la región.

“Que aparezcan nuevas bases militares en Panamá, que se potencien las bases militares en Colombia; que el jefe del Comando Sur tenga relaciones excelentes, de confianza, con el comandante (de las Fuerzas Armadas) del Perú; que se potencien las bases militares en algunos países de El Caribe o en Centroamérica o, finalmente, so pretexto de ayuda humanitaria a Haití se lleven más de 10.000, 15.000 militares norteamericanos” ilustran la visión imperial con respecto a Latinoamérica, deploró.

El Grupo de Río, cuya Secretaría Pro Témpore asumirá Chile, está conformado por Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela y la Comunidad de El Caribe o CARICOM, integrada a su vez por 27 países de la región.
Cc/ ABI

Agencia Boliviana de Noticias

No hay comentarios:

Publicar un comentario